Granola casera

La granola es una combinación de cereales y frutos secos. Los ingredientes pueden variar : avena, nueces, almendras, fruta deshidratada, cebada, etc. Se suele comer en el desayuno acompañando la leche o el yogur.

granola-2

Esta receta puede adaptarse fácilmente a tus gustos o disponibilidad en cuanto a frutos secos y deshidratados; puedes agregar canela o cardamomo, también puedes emplear miel de abejas o de agave.
Si utilizas frutos secos que ya están tostados, agrégalos al final de la cocción para que no se quemen, las frutas deshidratadas como las pasas se agregan cuando ya se ha horneado la preparación o de lo contrario terminarán como piedras. Si te apetece añadir trocitos de chocolate hazlo cuando la granola se haya enfriado.

En los supermercados se vende granola ya hecha, y también muesli, que es prácticamente lo mismo, al menos a nivel comercial. La diferencia básica (en la teoría) es que la granola se tuesta y lleva azúcar, y el muesli es simplemente la mezcla de los ingredientes en crudo. Pero si miráis los ingredientes del muesli que se vende en el supermercado veréis que también lleva azúcar.

La ventaja de prepararla en casa es controlar  los ingredientes que utilizamos, evitar las grasas saturadas y el exceso de azúcar.

Ingredientes:

150 gramos de copos de avena

150 gramos de frutos secos sin tostar al gusto (nueces , almendras , avellanas, pistachos, anacardos…)

3/4 cucharadita de sal marina

canela molida al gusto

1 cucharadas de miel

1 cucharadita de esencia de vainilla

2 cucharadas de azúcar moreno

1 cucharada de aceite de oliva

50 gramos de frutas deshidratadas (piña, albaricoque, manzana…)

trocitos de chocolate negro

opcional: pasas y coco deshidratado 

 

Mezclad bien en un bol los copos de avena, las semillas variadas, los frutos secos que no estén previamente tostados , la canela,  la vainilla, la miel ,el aceite y la sal.
Pasamos a una sartén y tostaremos ligeramente hasta tener todo bien integrado, vigilando que no se queme.
Dejamos enfriar completamente y añadimos la fruta deshidratada que más nos guste y al final cuando esté completamente fría, añadimos los trocitos de chocolate negro al gusto.

Guardad la granola en un bote hermético.