Tarta de queso de La Viña

El Restaurante la Viña se encuentra en la parte vieja de San Sebastián. Además de los clásicos pinchos, la gente acude a probar su tarta de queso que se ha convertido en una de las más famosas de España. Su elaboración es bien sencilla y rápida, sólo mezclar todos los ingredientes, hornear y dejar enfriar ; nada de baño maría,  ni de temperatura suave ni dejarla enfriar dentro del horno toda la noche…

Para su elaboración he usado la mitad de los ingredientes de la receta original del restaurante la Viña.

la viña-1

Para un molde de 16 cm

500 g queso
3 huevos XL
180 azúcar
250 ml de nata líquida de cocina especial para montar (35% MG)
1/2 cucharada harina

Precalentamos el horno a 185º  calor arriba-abajo y forramos el molde con papel de horno humedecido para evitar que la masa se pegue. Mojamos el papel , lo estrujamos, lo escurrimos bien y forramos el molde. El papel  debe sobresalir algo de la altura de un molde normal, que son unos 7 cm ya que sube al hornearse. (al enfriarse, bajará)

En un bol mezclamos todos los ingredientes : empezando por el queso, los huevos , el azúcar,  la nata y la harina. Vertemos en el molde y horneamos durante 50 minutos. Si vemos que a los 40 minutos se ha dorado demasiado la superficie lo cubrimos con papel de aluminio para que se pueda seguir horneando. Cuando esté cuajada, la dejamos dentro del horno con la puerta ligeramente abierta para que se enfríe lentamente.

Dejamos reposar unas horas, hasta que esté bien fría o si queremos que cuaje más la metemos en la nevera hasta el siguiente día.

La separamos del papel de horno justo cuando vayamos a servirla. La tarta debe quedar cremosa, con una textura algo temblorosa en su centro.

la Viña-2

Os dejo el enlace de la receta del restaurante La Viña
https://www.eitb.eus/es/television/programas/a-bocados/videos/detalle/5517316/video-la-receta-tarta-queso-restaurante-la-vina-al-descubierto/

la viña-3

Macedonia de fresas y mango

fresas y mango-1

El mango, llamado “el melocotón de los trópicos” es una fruta de la zona intertropical. Por su bajo contenido en grasas y calorías es una fruta ideal para dietas de adelgazamiento. Aparte de vitamina C contiene vitamina A que ayuda en las afecciones de la piel, mucosas y la vista. Entre los minerales destaca el hierro, pero también el calcio, sodio y potasio.

Las fresas y los fresones son frutas que aportan pocas calorías y cuyo componente más abundante, después del agua, son los hidratos de carbono (fructosa, glucosa y xilitol). Destaca su aporte de fibra, que mejora el tránsito intestinal. En lo que se refiere a otros nutrientes y compuestos orgánicos, las fresas y los fresones son muy buena fuente de:

  • vitamina C y ácido cítrico (de acción desinfectante y alcalinizadora de la
    orina). Una persona adulta sana necesita 60 miligramos al día de vitamina C y
    100 gramos de fresas o fresones satisfacen la totalidad de las
    recomendaciones.
  • ácido salicílico (de acción antiinflamatoria y anticoagulante)
  • ácido málico y oxálico
  • potasio y en menor proporción contienen vitamina E, que interviene en la
    estabilidad de las células sanguíneas y en la fertilidad. .

Macedonia de fresas y mango

400 gr fresas
1 mango (400 g aproximadamente)
zumo de 2 naranjas (300 ml)
1 rama de menta fresca
1 rodaja pequeña de jengibre fresco
1 rama de canela
½ vaina de vainilla
Pimienta negra recién molida

Exprimir las naranjas y reservar el zumo.
Hacer un corte longitudinal a la vainilla para abrirla, poner el zumo en un cazo con la canela, el jengibre y la vainilla.
Calentar el zumo hasta que empiece la ebullición, dejar hervir durante 1 minuto y retirar del fuego. Dejar enfriar el sirope. Cuando esté frío, sacar la vainilla, rascar su interior, incorporarlo al sirope y remover.
Lavar las fresas, eliminar la parte de las hojas y trocear en cuartos. Pelar el mango y trocear en cubos de unos 2 cm.
Colocar la fruta troceada en un bol con el sirope de naranja especiado colado, y espolvorear con un poco de pimienta negra recién molida.
Refrigerar durante al menos una hora.

fresas y mango-2

Crumble de nectarinas

Un crumble es un pastel de origen británico hecho normalmente con una masa desmenuzable a base de grasa, harina y azúcar mezclada con frutas como uvas, ruibarbo, manzanas, moras, peras, cerezas, etc. Se puede acompañar como postre con natillas, nata, helado o compotas de frutas.

También existen variedades saladas a base de carnes, verduras y salsa, añadiendo queso en lugar del azúcar en la masa. El plato normalmente se acompaña de otras verduras.

Los crumbles se hicieron populares en el Reino Unido durante la Segunda Guerra Mundial, cuando a consecuencia de los racionamientos  se hizo demasiado costoso hacer pasteles y la gente tuvo que buscar alternativas que redujeran el uso de harina, grasa y azúcar

Crumble de nectarinas

4 nectarinas (o melocotones)
10 galletas digestive
1 paquete de avellanas tostadas
80 gr de mantequilla a temperatura ambiente
2 cucharadas de azúcar moreno
1 cucharada de canela
1 limón

En un bol trituramos las galletas y las avellanas. Añadimos la mantequilla a trocitos y la incorporamos con la yema de los dedos hasta conseguir una textura similar a las migas. Reservamos en la nevera.

crujiente de melocoton-1
Lavamos y cortamos las nectarinas (sin pelar) en dados no muy pequeños. Les añadimos el azúcar, la canela y un chorrito de limón y mezclamos bien.
Ponemos los trozos de nectarina en una bandeja apta para el horno y sobre ellos extendemos bien el crumble de galletas y avellanas.

crujiente de melocoton-2
Horneamos a 180º una media hora o hasta que el crumble esté dorado.
Lo servimos templado acompañado de helado de macadamia o vainilla.

crujiente de melocotón-3

Bizcocho de mermelada

Este es un bizcocho que resulta muy tierno y jugoso y se puede hacer con la mermelada que más os guste. Yo usé  mermelada de albaricoque.

bizcocho mermelada-1

2 huevos
150 gr de azúcar
125 ml de aceite suave
50 ml de leche entera
225 gr de harina
1 cucharadita de levadura en polvo
125 gr de mermelada al gusto

Batimos los huevos hasta que estén espumosos. Sin dejar de batir, vamos añadiendo el aceite en forma de hilo, hasta que se integre. Añadimos después la mermelada y seguimos mezclando.

Tamizamos la harina y la levadura y la vamos incorporando a la mezcla. Por último, echamos la leche hasta conseguir una masa densa y homogénea.

Vertemos la masa del bizcocho en el molde elegido. Lo metemos en el horno, pre-calentado a 180 grados, y lo dejamos entre 30 y 40 minutos hasta que esté hecho.

Podemos decorarlo con azúcar glas o bien espolvorear azúcar moreno antes de hornearlo para que quede una capa crujiente.

bizcocho mermelada-2

Panna cotta de granada

granadas-1

A pesar de que comienzan a verse granadas a mediados de septiembre, su mejor época es entrado el otoño. En este momento sus granos se encuentran en perfecta maduración, manteniéndose así hasta finales de enero.

Cuando se vaya a adquirir granadas en el mercado, hay que elegir ejemplares de buen tamaño y elevado peso, de color vivo y matices marrones. Se deben rechazar las frutas arrugadas y con la piel blanda o decolorada.

Las granadas se conservan a temperatura ambiente durante varios días. Si no van a ser consumidas inmediatamente, se deben mantener en el frigorífico, donde se conservarán unas 3 semanas. Los granos separados se pueden congelar fácilmente

La granada es una de las frutas que más propiedades tiene. Posee un elevado contenido en agua, siendo su valor energético muy bajo. Tiene alto contenido de vitamina C, vitamina B5 (ácido pantoténico), fenoles naturales, potasio, vitamina A, vitamina E y ácido fólico. Además, tiene altos niveles de antioxidantes, los cuales combaten los radicales libres e impiden el envejecimiento celular.

La granada puede consumirse fresca, o bien emplearse en la elaboración de zumos. En este último caso, hay que tener cuidado para no presionar demasiado las semillas, ya que al romperse provocan un sabor desagradable. Además, la granada es un acompañamiento perfecto para algunos postres, como el yogur, o como complemento de las ensaladas, aportando color y nutrientes.

Las semillas de esta fruta se emplean cada vez más en la elaboración de conservas, jaleas, mermeladas, confituras, jarabes, helados…

PANNA COTTA DE GRANADA

350 g de granos de granada (100 gr se reservan enteros)
200 g nata
200 g leche
150 g azúcar
8 hojas gelatina

Triturar 250 gr de granos y colar el líquido, desechando la pulpa.
Añadir al zumo de granada las hojas de gelatina para que se vayan hidratando.
Calentar en un cazo la nata, la leche y el azúcar. Cuando hierva, apartar del fuego y añadir el zumo con la gelatina. Remover muy bien hasta disolver por completo la gelatina.

pannacota granada-2
Repartimos los granos que hemos guardado enteros por el fondo de los moldes que hayamos elegido y los llenamos con la mezcla.

pannacota granada-3

Templar un poco y meter en la nevera hasta que cuaje la panna cotta.

pannacotta granada-5

Flor de hojaldre rellena de crema de chocolate

Después de ver vídeos y más vídeos en internet de cómo hacerla he aprovechado que había encendido el horno para asar unas berenjenas y me he decidido a hacer esta resultona y rica flor de hojaldre rellena de crema de chocolate para la merienda.

flor-nutella-2

Ingredientes:
2 láminas de hojaldre circular
150 gr de Nutella
1 huevo

Desplegamos una de las láminas de hojaldre y extendemos  la Nutella por toda la superficie sin llegar a los bordes. (Para que la Nutella se extienda bien la he puesto en el microondas unos 30 segundos).

flor-nutella-3

Cubrimos con la otra masa de hojaldre.

flor-nutella-4

Marcamos un círculo central utilizando un vaso. Hacemos cortes en la masa desde la marca del centro, de tal manera que queden 16 trozos iguales.

flor-nutela-5

Cogemos dos trozos y los giramos 3 veces, el de la mano izquierda lo giramos hacia la izquierda y el de la mano derecha hacia la derecha.Unimos los extremos con los dedos y los aplastamos hacia abajo.

flor-nutella-6

Pincelamos toda la flor con huevo batido o leche.
Horneamos a 200 ºC durante 20 minutos o hasta que coja un color dorado.
Se puede espolvorar con azúcar glas.

flor-nutella-1

Pudding de croissants

Este pudding es una manera fácil y  rápida de aprovechar los croissants que se nos han quedado secos y ya no suelen ser agradables de comer. La textura es deliciosa y se puede comer tanto templado como frio.  Para este pudding he usado unos croissants pequeños rellenos de chocolate.

pudding croissants-3

PUDDING DE CROISSANTS

6-8 croissants pequeños
250 ml de leche
2 cucharaditas de harina de maíz
1 cucharadita de  vainilla
2 huevos
2 cucharadas de azúcar
Azúcar glasé para decorar

Untar con un poco de mantequilla el molde para hacer el pudding y repartir los croissants en él. En un bol batir bien los huevos y el azúcar. Añadir la harina de maíz, la leche y la vainilla y volver a batir hasta que todo se incorpore bien. Verter la mezcla sobre los croissants.

pudding croissants-1

Con el horno precalentado a 160º hornearlo durante 30 minutos o hasta que al pinchar con un palillo, este salga limpio.

pudding croissants-2

Dejar templar y enfriar en nevera. Antes de servirlo espolvorear con azúcar glas.

pudding croissants-4

 

Helado casero de sidra

helado sidra-5

El helado, además de ser un postre de lo más suculento, puede convertirse en el mejor aliado para soportar el calor veraniego. Disfrutar en el propio hogar de un delicioso helado casero es mucho más fácil de lo que se podría pensar sin necesidad de disponer de una heladera y con la ventaja de controlar los ingredientes que se utilizan. Al no llevar conservantes, los helados caseros se deben consumir en pocos días y al hacerlo, lo mejor es sacarlos del congelador entre 15 y 20 minutos antes de servirlos para que tengan una textura más suave.

Este es el primer helado casero que hago y para salirme de los sabores normales he querido arriesgarme con este helado de sidra hecho con la mermelada de sidra que compré en la tienda La Gijonesa y que os recomiendo sí visitáis Gijón y queréis comprar productos asturianos de calidad.

helado sidra-1

HELADO DE MERMELADA DE SIDRA

200 grs. de mermelada de sidra (o la mermelada de vuestra preferencia)
250 grs. de nata para montar
100 ml. de leche
2 cucharadas soperas de azúcar invertido

Ponemos en un cazo la mermelada, la leche y el azúcar invertido y mezclamos bien hasta que se hayan integrado; lo calentamos hasta que hierva unos minutos. Dejamos enfriar completamente.

Montamos bien la nata y con movimientos envolventes, y muy poco a poco, vamos añadimos la mezcla anterior.

helado sidra-2

Ponemos la crema en un recipiente metálico o de cristal , tapamos con film transparente y lo guardamos en el congelador. Pasados unos 45 minutos, batimos la crema con unas varillas para romper los cristales de hielo. Durante las siguientes dos o tres horas repetiremos el proceso cada 30 minutos hasta que el helado se congele.

helado sidra-3

El resultado , un helado cremoso con un sabor suave y delicioso a sidra.

Anteriores Entradas antiguas