Ensalada de lentejas con salsa de yogur al curry

ensalada lentejas y salsa de curry-1

Las lentejas es uno de los alimentos más recomendados para nuestra alimentación diaria. Es muy rica en hierro, calcio, fosforo, potasio y en vitaminas. Por todo esto se recomienda su consumo durante todo el año, en invierno en potajes y en verano en ensaladas.

Esta ensalada de lentejas es una buena muestra de ello. Y es que es un plato que nos permite añadir varios ingredientes que las harán menos monótonas, y mucho más nutritivas y completas.

ensalada lentejas y salsa yogur-2

Ensalada de lentejas con salsa de yogur al curry

1 tarro de lentejas cocidas
8- 10 tomates cherries
100 gr de queso fresco
1 bote de aceitunas negras sin hueso
1 huevo duro
1 manzana
1/2 cebolla
1 bote pequeño de maíz cocido
1 pechuga de pollo
hojas de escarola, rúcula y lechuga
sal

Para la salsa
200 gr de yogur griego ligero
1 cucharada de curry en polvo
zumo de 1 limón
3 cucharadas de aceite de oliva

Cortamos todos los ingredientes en dados pequeños. En una ensaladera ponemos las lentejas cocidas bien escurridas y las mezclamos con todos los ingredientes. Añadimos la salsa, removemos bien y dejamos reposar en la nevera para que esté fresquita.
(Si la ensalada no se va a consumir de una vez es mejor no aliñarla con anterioridad ya que la lechuga se mustiaría).

ensalada lentejas y salsa de curry-3

Ensalada de pasta

Una ensalada de pasta es un apetitoso y nutritivo comodín para las comidas de verano; se hace en un momento y lo mejor de todo es que gusta a toda la familia. Los ingredientes y la salsa para su aliño se pueden ajustar al gusto de cada uno.

250 gr de pasta de colores hervida
2 latas pequeñas de atún en aceite de oliva
4 pimiento del piquillo cortados en trocitos
1 lata pequeña de piña en almibar  cortada
4 palitos de surimi troceados
1 lata pequeña de maiz
aceitunas rellenas de anchoas enteras o en rodajitas
2 cucharadass soperas de salsa mayonesa
1 cucharada de ketchup
sal y pimienta

Colocamos todos los ingredientes en una ensaladera y mezclamos bien. Dejamos enfriar en la nevera antes de servir.

¡Vaya sorpresa!

Vaya sorpresa que me ha dado Raquel! Me ha enviado una de sus libretas decorada con “Living in the moon” en la que me ha escrito una preciosa dedicatoria y un punto de libro , que es una monada , decorado con su nueva cinta con el estampado “Escalera a la luna”. Gracias por este detalle Raquel . ¡Eres un encanto!

Por cierto, Raquel organiza un tutorial para hacer en cartonaje un porta gráficos y accesorios.¿ Os animáis? Empezamos el 9 de mayo.

Alcuzcuz o cuscús

El cuscús es la sémola de trigo duro, mezclada y trabajada con harina y tamizada varias veces hasta obtener los granos de un tamaño característico. Destaca su elevado aporte de carbohidratos;  contiene alrededor de un 12% de proteínas y la grasa que aporta es insignificante (menos del 1%). En cuanto a las vitaminas y minerales, destacan las del grupo B y la vitamina E, el magnesio, el zinc y el hierro (de peor absorción que el procedente de alimentos de origen animal), en la versión integral.

Una de las primeras referencias al cuscús procede de un escrito anónimo del siglo XIII sobre cocina:  Kitāb al-taṭbīj fī l-Magrib wa-l-Andalus (Libro de la cocina en el Mágreb y Al-Ándalus) en el que se menciona una receta para preparar el cuscús y  representó en este siglo, el plato más completo tanto húmedo como seco.

Llegó a la península Ibérica a finales del siglo XII, como una variante de la sopa de pan y las migas . Fue un plato muy apreciado en Al-Ándalus y entre la población morisca durante los siglos posteriores, como lo muestra el hecho de que en castellano antiguo exista una denominación para este plato: alcuzcuz. En el Quijote se menciona indirectamente, cuando, en el capítulo 9 de la Primera parte, el narrador contrata a un morisco para traducir del árabe unos manuscritos sobre don Quijote a cambio de «dos arrobas de pasas y dos fanegas de trigo». Francisco Rico, en su edición de la novela, comenta a propósito de este pasaje: «Con las pasas y la sémola del trigo se preparaba el alcuzcuz, plato muy apreciado por los moros».

Una de las referencias más tempranas al cuscús es un texto de Provenza en el que describe un viajero denominado Jean Jacques Bouchard cómo se come un alimento similar al cuscús en Toulon en el año 1630 y posteriormente en Bretaña en una especie de carta fechada en el 12 de enero de 1699.

Hoy en dia no puede faltar el cuscús en la gastronomia del norte de África y se ha convertido en un plato de indiscutible importancia en:  Marruecos, Argelia,Túnez, Libia, Egipto y en Europa en Sicilia y, especialmente, Francia.

Todavía existen dudas sobre el significado original de la palabra alcuzcuz, tomada del vocablo berebere “al kuskus”. Según algunos, designa la cantidad de alimento que un ave coge con su pico y que amasa en minúsculas bolitas para alimentar a sus crías.

ENSALADA DE CUSCÚS

½ kg de cuscús precocido
1 brik de caldo de verduras
1 cebolleta tierna
1 lata de maíz cocido
2 tomates rojos
20 aceitunas negras sin hueso
50 gr de pasas de corinto remojadas
1 paquete de zanahoria rallada

Aliño

Aceite de oliva virgen
Zumo de un limón
Unas hojas de menta fresca

Hidratar el cuscús: tomar como medida 4 tazas de cous-cous por 4 tazas de caldo de verduras bien caliente; mezclar y dejar reposar 5-6 minutos tapado.

Mientras trocear todos los ingredientes de la ensalada y preparar el aliño batiendo los ingredientes indicados.

Verter una cucharada de aceite sobre el cuscús y remover para que el grano quede suelto. Incorporar todos los ingredientes picados y regar con el aliño. Picar la menta fresca y espolvorear por encima de toda la ensalada. Servir fresquita.



Rúcula

Para ayudar un poco a esta  operación bikini que nos invade cuando llega la primavera,  os dejo una  ensalada  de rúcula que está llena de vitaminas. Probarla,  que está riquísima.

La rúcula ha sido cultivada como verdura en el Mediterráneo desde la época romana, siendo considerada un afrodisíaco. Sin embargo, no ha sido cultivada a gran escala ni sometida a investigación científica hasta los años 1990, siendo normalmente recolectada salvaje (crece en abundancia en los bordes de los caminos). Actualmente se cultiva en varios lugares, especialmente en Véneto, estando disponible en toda Europa.

Pertenece a la familia de las coles y es conocida en  nuestro país con el nombre de “oruga”. Tiene una cantidad considerable de vitamina C, beta-caroteno o pro-vitamina A, y minerales como el magnesio, el potasio y el hierro. La combinación de hierro y vitamina C favorece que sea un vegetal con cualidades antianémicas. En su composición se distingue una cantidad apreciable de fibra, que mejora el tránsito intestinal. Su característico sabor favorece también la digestión. Las sustancias amargas de la rúcula estimulan las secreciones digestivas.


ENSALADA DE RÚCULA, PERAS Y PARMESANO


1 bolsa de rúcula

2 peras conferencia no muy maduras

50 gr de queso parmesano rallado

un puñado de nueces peladas

3 cucharadas de aceite de oliva

1 cucharada de vinagre de Módena

1 cucharadita de mostaza de Dijon

sal


Poner en la ensaladera la rúcula limpia, las peras cortadas en láminas y las nueces troceadas. Añadir el queso parmesano.

Para hacer la vinagreta, poner en un bol  el aceite de oliva, el vinagre de Módena , la mostaza de Dijon y la sal. Cuando la mezcla esté homogénea se añade a la ensalada y se mezcla bien.



Se pasean de…

Free counters!

Miscelánea