Berenjenas rellenas de carne y jamón

La berenjena es una de las verduras más consumidas siendo la base de numerosos platos como la escalibada, la mousaka  o la ratatouille, entre otros.  Posee propiedades antioxidantes,  un elevado aporte de fibra, nutrientes y agua, por lo que resulta un producto con muy pocas calorías ideal para controlar el peso siempre que se prepare cocida a la plancha o al vapor.

Berenjenas rellenas de carne de ternera y jamón 

Para 4 personas:
4 berenjenas
300 gr de carne picada de ternera
100 gr de jamón curado o de bacon cortado en taquitos
1 cebolla pequeña
2 dientes de ajo
100 gr de tomate triturado
queso rallado
sal, pimienta

Partir por la mitad las berenjenas y con un cuchillo hacer unos cortes a lo largo y a lo ancho de su carne teniendo cuidado de no romper la piel . Salarlos y añadir un chorrito de aceite de oliva por encima.En este caso yo las hice en el microondas en tandas de 6 minutos cada berenjena (dos mitades cada vez) Si las hacéis en el horno , éste ha de estar precalentado al 180º y se deben hornear durante 30 minutos.

berenjenas-rellenas-1
Una vez cocidas y frías con una cuchara se va sacando la carne con cuidado de que no se rompa la piel.
En una sartén con aceite de oliva se rehoga la cebolla cortada a trocitos durante unos minutos. Cuando empiece a estar blandita, añadimos el ajo picadito y el jamón en taquitos.

berenjenas-rellenas-2

Rehogamos unos minutos más y añadimos la carne picada. Salpimentamos y dejamos que se haga unos minutos. Añadimos la carne de la berenjena mezclándola bien con el resto de ingredientes de la sartén sin dejar de remover y por último añadimos el tomate triturado. Espolvoreamos especias de nuestra elección (albahaca, perejil, orégano), y dejamos cocinar unos 5 minutos más.

berenjenas-rellenas-3

En una bandeja de horno ponemos las mitades de las berenjenas y las vamos rellenando bien con la mezcla de sofrito y carne.

berenjenas-rellenas-5

Las cubrimos con queso rallado y las gratinamos unos 4 minutos a 180º.

berenjenas-rellenas-4

Quiche de puerros, pavo y queso Cheddar

La quiche es una tarta salada de origen francés muy fácil de preparar (sobre todo si se usa una base ya preparada) y muy versátil ya que admite infinidad de rellenos. Está deliciosa recién hecha pero con las horas gana en sabor.

Ingredientes:
1 lámina de 250 g de pasta quebrada
2 puerros grandes
100 gr de daditos de pavo
3 huevos
75 g de queso Cheddar rallado
125 ml de leche semidesnatada
2 cucharadas de aceite de oliva
mantequilla para el molde
sal y pimienta

quiche de puerros y pavo-1

Precalentar el horno a 180º.
Engrasar con un poco de mantequilla un molde redondo de bordes acanalados de 25 cm de diámetro.
Cubrir con la pasta quebrada el fondo y las paredes acanaladas del molde, presionando la masa con los dedos.
Pinchar con un tenedor el fondo varias veces.
Retirar a los puerros las 2 últimas capas, las raíces y la parte verde y lavarlos bien. Picarlos y sofreírlos en una sartén con el aceite durante 5 minutos.
Echar los huevos en un cuenco con sal y pimienta y batirlos con varillas. Añadir la leche, el sofrito de puerros bien escurrido de su aceite y los daditos de pavo.
Mezclar y verter en el interior del molde sobre la pasta quebrada.
Espolvorear toda la superficie con el queso rallado y meter al horno a 180º entre 25 y 30 minutos, hasta que se dore el queso.

quiche de puerros y pavo-2

Setas en adobo

setas adobo-1

Hace unos días una buena amiga me regaló una cesta de níscalos (rovellons). Siempre suelo hacerlos rehogados con ajo y perejil pero encontré en el libro “Deliciosos regalos para el paladar hechos en casa” la forma de hacerlas en adobo.

Setas en adobo 

Para 4 tarros de unos 300 ml

1 Kg de setas variadas
1/2 limón ecológico
4 dientes de ajo
400 ml de vinagre de manzana
1 cucharardita de pimienta negra en grano
2 hojas de laurel
4 ramas de tomillo
Unos 700 ml de aceite de oliva

Esterilizar los tarros. Limpiar bien las setas y cortar por la mitad las más grandes. Lavar el limón, pelarlo evitando cortar la parte blanca de la cáscara y cortarlo en juliana.
Pelar los dientes de ajo y cortarlos en láminas finas.

setas adobo-2
Mezclar 250 ml de agua, el vinagre, el ajo y la pimienta en una cazuela y llevar a ebullición. Añadir las setas, en varias tandas, y cocerlas unos 9 minutos. Retirarlas con una espumadera y dejarlas escurrir en un colador. Colar el caldo de la cocción y reservar la pimienta y el ajo.

setas adobo-3
Distribuir las setas, el ajo, los granos de pimienta y el resto de los condimentos en los tarros.
Calentar levemente el aceite y echarlo en los tarros cubriendo las setas con una capa de aproximadamente 1 dedo. Mover los tarros varias veces a un lado y a otro para eliminar las burbujas de aire.

setas adobo-4

Cerrar bien los tarros y dejar adobar las setas un mínimo de 3 días. Se conservan unos 3 meses.

setas adobo-5

Las podemos servir a temperatura ambiente o templadas como entrante. ¡¡Están buenísimas!!

setas en adobo-7

Falafel

Whole kitchen en su Propuesta Salada para el mes de enero nos invita a preparar un clásico de la cocina árabe: FALAFEL

A pesar de que su origen es incierto, se cree que es originario de la India, donde se cocinó en un pan con especias amargas. La palabra “falafel” viene de la palabra árabe “filfil”, que significa pimiento. El falafel (al menos al estilo de Oriente Medio) está hecho con habas, garbanzos o una combinación de ambos. La variante egipcia, llamada tamiyya, emplea exclusivamente habas, mientras que otras variantes emplean exclusivamente garbanzos. Lo que hace diferente al falafel  es que las habas o garbanzos no se cuecen: simplemente se ponen en agua hasta que se ablandan y luego se trituran (se les puede quitar la piel antes) mezclados con ajo y una buena cantidad de cilantro para formar una pasta. Con esa pasta se hacen unas bolas achatadas que se fríen en abundante aceite. En ocasiones puede utilizarse también harina de garbanzo para dar más consistencia a la mezcla.

Actualmente se come en India,Pakistán y Oriente Medio. Tradicionalmente se sirve con salsa de yogur o de tahina (salsa de ajonjolí), así como en sándwich, en pan de pita o como entrante. En los últimos años se ha dado a conocer en occidente gracias a los restaurantes especializados en comida oriental.

Falafel
300 gr. de garbanzos
1 cebolla
2 dientes de ajo
2 cdas. de perejil fresco
1 cda. de cilantro fresco
1 cdta. de comino molido
1 cdta. de levadura química (tipo Royal)
Aceite de oliva suave (para freír)
Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

Salsa de yogur
1 yogur natural
2 cucharadas de aceite de oliva
1 diente de ajo muy picado
El zumo de medio limón
Menta fresca picada, sal y pimienta negra

falafel.6

Lavar con agua y escurrir los garbanzos o habas dejados en remojo la noche anterior.

Triturar directamente los garbanzos “sin cocer” o habas con la batidora o picadora junto con las cebollas, los ajos, el perejil, el cilantro fresco y una taza de agua. Mezclar hasta conseguir una textura espesa.

falafel.4

Añadir la sal, el comino molido, la pimienta negra, la cayena (opcional) , el bicarbonato y mezclar un poco. Dejar reposar la mezcla durante 30 minutos.

Formar con la mezcla pequeñas bolas o mini hamburguesas, del tamaño de una pelota de ping pong.  Aplastarlas un poco. Si la mezcla queda demasiado húmeda por lo que le es difícil formar bolitas, se puede añadir un poco de pan rallado o harina de trigo.

Freír en abundante aceite de oliva a fuego medio/fuerte hasta que le queden dorados (5-7 minutos). Servir caliente.

Salsa de yogur
En un bol ponemos el yogur natural, el diente de ajo muy bien picadito, el zumo de medio limón, el aceite de oliva, la sal y la pimienta al gusto. Para darle un toque “árabe” añadimos también unas hojas de menta fresca bien picada (si no la conseguimos nos valdría seca).
Removemos bien con la ayuda de un tenedor/cuchara y  ya tenemos lista la salsa para acompañar los falafel. Los servimos calientes en la mesa, acompañados de la salsa a temperatura ambiente o fría, dependiendo de vuestro gusto.

falafel.1

Flanecitos de trigueros sobre salsa de piquillos

500 gr de espárragos verdes
200 ml de nata líquida
3 huevos
1 cucharada de harina de maíz (Maizena)
mantequilla
sal y pimienta

Cocer los espárragos con agua y sal hasta que estén blandos. También se puede hacer con espárragos de lata.
Reservar unas yemas para la decoración.
En un bol se ponen los espárragos, la nata líquida, los huevos y la Maizena y se tritura todo con la batidora hasta formar una mezcla fina. Sazonar con sal y pimienta.
Se llenan unas flaneras individuales previamente engrasadas con mantequilla y se cuencen en el horno al baño María hasta que cuajen. Se sirven acompañadas de una salsa de pimientos del piquillo.

Salsa de pimientos
6 pimientos del piquillo
200 ml de nata
Sal

Se trituran los pimientos con la nata líquida hasta obtener una crema. Salpimentar.

Para emplatar poner un fondo de crema de piquillos y encima los flanecitos. Decorarlos con las yemas de espárragos.

Nota: Si nos os gustan los pimientos se puede acompañar con una salsa que haremos con tomate frito (de brick) y un poco de nata liquida.

Magdalenas de queso de cabra y tomate

Si, si, habéis leído bien. Estas magdalenas saladas están muy muy ricas y las he hecho como entrante para la cena de hoy. Es una receta que vi en el blog Rouse´s Bakery y que se encuentra  en el  libro de magdalenas de Xavier Barriga (Turris) .

(para 12 magdalenas)

  • 2 huevos grandes
  • 100 gr. de azúcar
  • 60 ml. de leche
  • 220 ml. de aceite de oliva
  • 210 gr. de harina
  • 5 gr de levadura química
  • 5 gr. de sal
  • 2 tomates frescos no muy grandes
  • 1 y 1/2 rulo de cabra

Se baten los huevos con el azúcar en la batidora eléctrica a máxima velocidad. Reducimos la velocidad y agregamos la leche sin dejar de batir; incorporamos el aceite batiendo despacio.
Mezclamos a parte la harina, la levadura y la sal. Agregamos esta mezcla a la batidora, a velocidad lenta.
Cuando la  masa esté homogénea aumentamos la velocidad del robot y seguimos batiendo 2 o 3 minutos más.

Tapamos la masa con un paño y la ponemos en la nevera como mínimo una hora. (Podemos dejarla reposar incluso hasta el dia siguiente).
Precalentamos el horno a 250ºC. Pasada la hora sacamos la masa y la movemos energicamente con unas varillas.
Rellenamos los moldes de magdalena con ayuda de una manga pastelera o una cuchara  hasta la mitad de su capacidad.

Una vez tengamos todos los moldes llenos, colocamos una rodaja fina de queso de cabra en cada magdalena y encima de este  una rodaja fina de tomate (yo usé tomates cherrys)

Cubrimos con el resto de la masa, tapando el tomate y el queso.

Para terminar,  poner otra rodaja fina de queso y un poco de tomate  picadito.

Bajamos la temperatura del horno a 210ºC y las horneamos durante 15 minutos aproximadamente, hasta que  empiecen a dorarse y el queso de arriba haya empezado a derretirse.

Las dejamos enfriar bien.Una vez  estén frías se les pone un chorrito de aceite de oliva por encima y se espolvorean con un poco de orégano.

Tortilla de patatas y morcilla

2 Patatas
3 Huevos
Morcilla de Burgos
Aceite
Sal

Cortar y freír la patata como para una tortilla normal.
Batir los huevos e incorporar la patata escurrida de aceite.
Quitar la piel a la morcilla y desmenuzar.
Incorporar la morcilla a la mezcla anterior.
Echar un poquito de aceite en la sartén y cuajar la tortilla.

Xató

El xató es una salsa elaborada a partir de almendras y avellanas tostadas, miga de pan con vinagre, ajo, aceite, sal y ñora como ingrediente característico. Esta salsa acompaña a una ensalada de escarola con anchoas, atún y bacalao.

El origen del xató se sitúa en el mundo vinícola. Una vez el vino estaba a punto de ser catado, se procedía a aixetonar la bóta, una ceremonia fundamental en todo el proceso que consistía en colocar un pequeño grifo (l’aixetó) que permitía que el vino saliese del recipiente. Este momento marcaba el inicio de la fiesta del vino nuevo, una celebración que iba acompañada de una comida compuesta por ingredientes salados como el pescado, que se encontraban en las casa de los campesinos y pescadores locales, servida con hojas de la verdura correspondiente a la temporada de invierno y ensalada con una salsa especial. Esta comida ritual que acompañaba a la ceremonia de aixetonar la bota de vino es el origen del actual xató.

Es un plato tradicional de la cocina catalana, originario de las comarcas del Alt Penedés, Baix Penedés y Garraf, cuyas primeras referencias escritas datan del siglo XIX. En la actualidad todas estas comarcas tienen una variante propia de la receta de este plato y en la región se han popularizado las tradicionales xatonades que son encuentros populares en los que los participantes degustan este plato.


XATÓ DE SITGES

Para la salsa:

100 gr de almendras
60 gr de avellanas tostadas
2 anchoas
2 dientes de ajo
4 ñoras escaldadas
2 o 3 rebanadas de pan frito
aceite
sal
vinagre

Para el plato:

2 escarolas
16 filetes de anchoas anchoas
100 gr de atún salado
100 gr se bacalao desalado troceado
aceitunas arbequinas.

En un mortero se pican las almendras, las avellanas, las anchoas, los dientes de ajo, la pulpa de las ñoras, las rebanadas de pan frito, el vinagre, la sal y se va ligando con aceite de oliva. (También se puede triturar con la batidora).
Se limpian y trocea la escarola y se coloca en el plato. Sobre ella se van colocando : el bacalao troceado , las anchoas, el atún desmigado y las aceitunas y finalmente la salsa ya ligada. Se mezcla todo bien para que los ingredientes se impregnen de la salsa.
Se suele comer acompañado de tortillas de alcachofas, de judía o de butifarra.


Anteriores Entradas antiguas

Se pasean de…

Free counters!

Miscelánea