Bizcocho de manzana Normandía

En casa nos encantan los bizcocho/pastel/tarta de manzana en todas sus versiones, pero este bizcocho Normandía que he descubierto en el blog de Susana (Webosfritos) no lo había hecho todavía. Ella ha hecho una adaptación de la receta de Florence Edelmann  (“Pastelería en 3 pasos”) que está realmente sabrosa, empiezas a comerlo y no paras porque te cautiva su sabor y su textura . Sólo os diré que en casa apenas duró unas horas…

bizcocho manzana normandia-7

Bizcocho de manzana Normandía 

200 g de harina
5 g de levadura en polvo
250 g de azúcar (separado 150gr y 100gr)
1 cucharada de azúcar vainillado o extracto de vainilla
Una pizca de sal
3 huevos medianos
140 g de mantequilla derretida ( separado 60gr y 80gr)
60 g de leche
3 manzanas

Se necesita un molde redondo alto desmontable de 20 o 22 cm de diámetro.
Precalientar el horno a 160ºC, calor arriba y abajo.
Untar el molde con mantequilla y enharínarlo ligeramente.
Tamizar la harina con la levadura  en un cuenco. Añadir 150 gramos de azúcar, el azúcar avainillado, la sal, 2 huevos, la leche y 60 gramos de mantequilla derretida. Mezclar hasta que quede una masa homogénea.
Pelar las manzanas, retirar las semillas y cortar en láminas. Incorporar dos manzanas a la masa y remover. Verter la masa en el molde. Colocar las láminas de la manzana restante en círculo encima del bizcocho.
Hornear durante 20 minutos.

bizcocho manzana normandia-8
Mientras preparar la crema derritiendo los 80 gramos de mantequilla restantes en un cuenco. Añadir los 100 gramos de azúcar y el huevo restante. Batir bien.
Abrir el horno y echar esta crema por encima repartida por toda la superficie. Continúar la cocción durante 35 minutos más (ojo, depende de cada horno, el tiempo total puede llegar a una hora). Vigilar el horneado los últimos 5 minutos. Pinchar el bizcocho con una brocheta; estará correctamente horneado cuando salga seca.
Sacar del horno y dejar enfriar durante 20 minutos dentro del molde. Pasado este tiempo, desmoldar.

bizcocho manzana normandia-4¡Buen provecho!

Angel food cake de praliné

angel food praline-5

Los pasteles de ángel son etéreos, ligeros y muy versátiles. A partir de la receta clásica se pueden intentar muchas variantes y en este caso yo le he añadido pasta de praliné. La receta es de Martha Stewart y al no tener el molde típico de las patitas lo he hecho en un molde de bundt . He leído en varios blogs que en un  molde de bundt mejor ni pensar en hacerlo ya que  la masa se puede pegar en los recovecos del molde y el pastel se puede romper pero quizás he tenido la suerte del principiante (este es mi primer angel food) y a mi me ha quedado perfecto…

angelfood praline-1

Angel food cake de praliné

120 g de harina
300 gr de azúcar
12 claras de huevo a temperatura ambiente
1 cucharadita de crémor tártaro (yo no le puse)
1 cucharada de zumo de limón
1 cucharadita de extracto de vainilla
1/4 cucharadita de sal
1 cucharada colmada de pasta de praliné Home Chef
azúcar glas para decorar

Precalentar el horno a 170º. Tamizar la harina.

Batir a velocidad media las claras hasta que estén espumosas, alrededor de 1 minuto. Añadir el crémor tártaro, el zumo de limón, la vainilla y la sal y batir hasta que se formen picos suaves. Añadir entonces, poco a poco, el azúcar y subir la velocidad de la batidora hasta que se formen picos firmes.

Añadir 1/3 de la harina y con un batidor de varillas mezclar con movimientos envolventes dejando que la masa pase a través de las varillas del batidor. Añadir el resto de harina en dos tandas más con cuidado de que no bajen las claras.

Llenar con cuidado el molde  hasta más o menos la mitad y añadir la cucharada de praliné sobre la masa; verter el resto de la masa y pasar un cuchillo formando remolinos.

Hornear durante unos 45 minutos o hasta que el palillo salga limpio y el pastel esté elástico al tacto.

Retirar del horno e invertir el molde apoyándolo sobre una botella de cristal hasta que se enfríe por completo.

Pasar un cuchillo por el borde del pastel hasta que se suelte. Girarlo sobre una bandeja y espolvorear con azúcar glas.

angel food praliné-2

El pastel de ángel es un clásico de la repostería americana. Tiene una textura ligera y esponjosa y  lo mejor, que tiene muy pocas calorías.

angel food praline-3

Se puede acompañar con fruta fresca, nata o un rico helado aunque sólo o con un poco de azúcar glas está irresistible!!.

angel food praline-8

¿Os animáis a prepararlo?

Bizcocho de Nutella express

bizcocho de Nutella-5

Comparto con vosotras este rico bizcocho de Nutella que encontré en el blog El dragón de la fresa. Es fácil y rápido de hacer y lo mejor de todo es que sólo lleva dos ingredientes.

Bizcocho de Nutella

3 huevos
180 gr de Nutella

bizcocho de Nutella-2

Batimos bien los huevos, hasta que tripliquen su volumen. Si tenéis un robot de cocina o una batidora eléctrica, mejor.

Derretimos  la Nutella al baño maría para que esté  líquida.

Mezclamos 1/3 de los huevos en la Nutella con una espátula con movimientos envolventes hasta  que estén totalmente integrados. Repetimos la operación con otro tercio de los huevos. Y después con el último tercio.

Ponemos la mezcla en un molde engrasado con un poco de mantequilla.

Precalentamos el horno a 180º y lo horneamos durante 30 minutos hasta que al pincharlo con un palillo éste nos salga limpio.

Lo dejamos enfriar y desmoldamos.

bizcocho de Nutella-3

El resultado es un bizcocho muy ligero y de sabor suave que  acompañé con helado de leche merengada.

Mini tartas Fraisier

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de marzo nos invita a preparar un clásico de la cocina francesa: Tarta Fraisier.
La tarta fraisier consiste en un pastel de capas de bizcocho genovés bañados en almíbar de aguardiente de cerezas (Kirsch), una generosa capa de crema muselina y fresas. Suele terminarse con una capa de mazapán o merengue italiano dependiendo de la variante de esta. Originalmente se usaba una crema de mantequilla, pero poco a poco se ha ido derivando en una muselina, en la que se unen en diferente proporción la crema pastelera y la de mantequilla.

 Las fresas frescas es uno de los distintivos más significativos de esta tarta, la cual aporta una frescura y una textura exquisita a la misma.

Receta de Pierre Hermé

Bizcocho genovés ( 36×38 xm)
120 gr de azúcar
120 gr se harina tamizada
4 huevos
Batir los huevos con el azúcar hasta que espumen. Añadir la harina integrándola con movimientos envolventes. Cubrir la bandeja con papel de horno y repartir bien la masa sobre ella. Hornear a 180º hasta que se doré .
Crema muselina
500 ml. de leche entera
4 yemas de huevo L
120 gr. de azúcar
1 pizca de sal
1 cucharadita de vainilla en pasta o azúcar vainillado
30 gr. de harina de repostería
30 gr. de harina de maíz
275 gr. de mantequilla (150 gr. fría + 125 gr. pomada para el final)
30 ml. de kirsch u otro licor de frutas (yo he utilizado pacharán casero)
En un cazo ponemos la leche junto con la mitad del azúcar (60 gr.), la pizca de sal y la vainilla, y calentamos sin que llegue a hervir. Mientras, en otro bol batimos las yemas de huevo con el resto del azúcar, hasta que blanqueen y aumenten de volumen. Incorporamos las harinas, previamente tamizadas, mezclando suavemente para no perder el aire introducido.
Cuando la leche esté caliente, vertemos la mitad sobre la mezcla de yemas, azúcar y harina, y mezclamos, y después volvemos a verter esta mezcla en el cazo sobre el resto de la leche, que estará hirviendo. Seguimos mezclando con las varillas a fuego medio hasta que comience a espesar. Cocinamos un par de minutos más para que la harina termine de cocerse. Agregamos 150 gr. de mantequilla y ligamos. Ponemos esta crema en un tupper recubierto de film transparente y lo tapamos. Dejamos enfriar unas horas. Pasado este tiempo sacamos de la nevera la crema y la dejamos a temperatura ambiente hasta que iguale en temperatura al resto de mantequilla que debemos incorporar, para que no se nos corte la crema.
En un bol ponemos la crema , el resto de la mantequilla pomada  y un chorrito de licor (opcional), y batimos unos 8 minutos.
Almíbar
50 ml. de agua
50 gr. de azúcar
20 ml. de kirsch (yo utilicé pacharán casero)
En un cazo ponemos al agua y el azúcar y llevamos a ebullición, removiendo. Cuando hierva, retiramos del fuego y añadimos el licor. Removemos y dejamos enfriar.
Montaje
Necesitamos unos 500 gr de fresas, que lavaremos y quitaremos los rabitos.
wkdulce-frasier-6
Engrasamos el aro de repostería  (yo he hecho mini tartas con aros de emplatar  de unos 7 cm).
Colocamos el primer círculo de bizcocho en el fondo del aro, y embebemos con el almíbar.
wkdulce-frasier-8
Ponemos un poco de crema sobre el bizcocho y repartimos bien con ayuda de una espátula.
Partimos algunas fresas por la mitad de forma transversal y las vamos colocando alrededor del aro, con la parte cortada pegada al aro. Presionamos bien para que se hundan en la crema del fondo. Intentamos que queden también lo más juntas posibles, sin dejar huecos entre ellas.
wkdulce-frasier-9
Una vez colocadas las fresas del borde, rellenamos el resto de tarta con más fresas, colocadas hacia arriba.
Vertemos la crema sobre las fresas y con ayuda de la espátula, presionamos ligeramente para asegurarnos de que se rellenan bien todos los huecos entre las fresas.
Colocamos la segunda capa de bizcocho y lo embebemos también con el almíbar restante.
Yo he puesto una fina capa de crema para terminarlo, en lugar de la pasta de almendra.
Refrigeramos al menos dos horas.
Con la tarta ya fría, desmoldamos con cuidado.
wkdulce-frasier-11
He decorado las mini frasier con fresas gummy de Ingredíssimo
wkdulce-frasier-5

¡Chocolaaate!

El pastel de chocolate es innegablemente la receta de referencia cuando se habla de chocolate. De África del Sur a Australia pasando por Hawai y hasta en China, el pastel al chocolate es una golosina que regocija a todo el mundo y entre las que el tamaño, la forma, la densidad, el gusto o los ingredientes pueden variar de un país al otro.

La primera vez que se empezó hablar del pastel de chocolate se remonta a principios del siglo XVII cuando los pasteleros ingleses comenzaron a añadir polvo de cacao a los pasteles que habitualmente hacían. En el siglo XIX pasteleros como Antonin Careme, precursor de la pastelería moderna y Franz Sacher conocido por su famoso Sachentorte, lanzaban creaciones de recetas extravagantes para las élites. Sus creaciones son los antepasados de las recetas actuales que utilizamos. En aquella época, los miembros de las clases modestas consumían el pastel de chocolate como un plato raro y precioso reservado para las grandes ocasiones pero se trataba, en realidad, de un pastel a las especias acompañado de una taza de chocolate y no de un pastel de chocolate. No es hasta el siglo XX cuando baja el precio del chocolate, que el pastel de chocolate se hizo un postre de gran consumo.

BIZCOCHO DE CHOCOLATE DE DAN LEPARD

Para un bizcocho de 20/25 cms o 18 muffins

50 gr de Maizena
3 cucharadas de cacao puro sin azúcar
100 gr de azúcar moreno
100 gr de azúcar blanco
75 gr de mantequilla sin sal
75 gr de aceite vegetal
225 gr de agua
125 gr de chocolate negro 70% de cobertura
2 cucharaditas de esencia de vainilla
2 huevos grandes
125 gr de harina
2 y 1/2 cucharaditas de levadura

Mezclar en un cazo la maizena, el cacao, los azúcares y el agua con una varilla manual.
Poner a fuego medio hasta que rompa a hervir, removiendo hasta que se espese la crema.
Sacar del fuego y añadir la mantequilla y el chocolate a trozos y mezclar hasta que se derritan con el calor. Remover bien.
Añadir el aceite, la vainilla y uno de los huevos. Remover bien y cuando el huevo esté integrado , añadir el otro huevo. Mezclar bien.
Incorporar a la mezcla la harina y la levadura previamente tamizadas y mezclar bien.
Llenar un molde en caso de hacer el bizcocho, o bien las ¾ parte de los moldes de muffins y hornear a 170ºc durante 20 minutos. Sacar del horno y dejar reposar 5 minutos más en el molde. Luego dejar enfriar sobre una rejilla.

Lo cubrí con una cobertura de chocolate negro de Dr. Oetker que simplemente se calienta unos minutos en el microondas y ya está lista para usar y como decoración  unos hilos de fondant pastissier.

Este bizcocho es ideal para los chocoadictos, tiene una textura esponjosa y no es nada empalagoso, al contrario te lo vas comiendo sin darte cuenta.

 

 

Delicioso

Con esta receta he participado en el concurso “Yo también se cocinar ” de La Cocinera y ha sido una de las 10 recetas ganadoras.

Pastel Sara

Bizcocho
180 g de harina
180 g de azúcar
4 huevos
Ralladura de limón
1 cucharadita de levadura en polvo

Relleno
300 gr de crema de almendras
300 gr de mantequilla
300 gr de almendra laminada
Azúcar glas

Batir los huevos con el azúcar. Añadir la harina y la levadura tamizadas.
Trabajar justo para que quede mezclada la harina y verter en un molde engrasado y enharinado.
Cocer en horno precalentado a temperatura media durante 30 minutos.

masa bizcocho
Una vez frío, partir el bizcocho horizontalmente, empapar cada mitad con un almibar hecho con un poco de agua y azúcar al que se añade si se quiere un poco de licor  (anís, pacharán)
Poner sobre una mitad del bizcocho la mezcla de  crema de almendras y la mantequilla bien batidas. Tapar con la otra mitad de bizcocho y cubrir con el resto de la crema toda la superficie del pastel.

almendras tostadas

Cubrir bien con las almendras que hemos tostadas al horno .

sara4

Espolvorear con azúcar glas y ….

sara2

… ¡ Buen provecho!



Siguiente Entradas recientes