Panna cotta de turrón

La panna cotta (en italiano literalmente ‘nata cocida’) es un postre típico de la región italiana del Piamonte. En su preparación se utiliza leche, azúcar , crema de leche, gelatina y se le añaden fresas, moras y en ocasiones, jarabe de caramelo, vainilla, ron, etc. Recuerda al flan, pero su sabor es más lácteo y tiene una textura más parecida a la de la gelatina que a la del flan.

panacota de turron-2

Esta versión con turrón es la que hice como postre para la noche de fin de año y os aseguro que está muy rica.

Panna Cotta de turrón

1 litro de nata
2 sobres de cuajada,
1 pastilla de turrón de jijona
200 gramos de galletas tipo napolitanas
80 gramos de mantequilla derretida.
miel o chocolate derretido

Trituramos las galletas y las mezclamos con la mantequilla derretida. Hacemos una cama en el fondo del molde, apretamos bien con una cuchara para que al enfriar queden compactas y ponemos el molde en el congelador mientas preparamos la panna cotta.

Separamos un poco de nata, disolvemos en ella los sobres de cuajada y reservamos. Trituramos el turrón; una vez triturado lo ponemos en un cazo junto con la nata restante y lo llevamos a ebullición, vamos moviendo para que no se pegue al fondo y se disuelva bien el turrón; una vez que hierva ponemos la mezcla de cuajada que teníamos reservada y volvemos a llevar a ebullición moviendo sin parar. Retiramos del fuego y vertemos la preparación en los moldes o en el molde que hayamos escogido. Dejamos enfriar primero a temperatura ambiente y luego en el frigorífico al menos unas 4 horas.

panacotta de turron-3

Savarin

Whole Kitchen en su propuesta dulce para el mes de junio nos invita a preparar un clásico de la cocina Francesa: Savarin.

savarin-7

Este pastel en forma de corona, es uno de los postres más apreciados en Francia desde hace más de 150 años. Lleva el nombre del célebre gastrónomo francés Jean- Anthelme Brilat-Savarin, autor de la célebre «La filosofía del gusto».

La preparación del Savarin parece que es una evolución del Kugel (Bola) o Kouglof el cual es una especie de brioche leudado con levadura de cerveza relleno con uvas pasas en su interior.

Uno de los tantos mitos que hay detrás de este postre dice que  la corte polaca se quejaba al cocinero Stohrer sobre los secos que eran los panes de centeno. Para poder satisfacer las exigencias del rey, Stohrer añadió al Koulof  pasas y una vez horneado lo sumergió en un jarabe de ron y lo acompañó con una crema. El rey quedó encantado, y como era muy aficionado a la lectura de Las Mil y Una Noches bautizó a este preparado Ali-Babá, que posteriormente se quedó solo con Babá. En 1725 su hija la princesa María  se casó con Luís XV, y se mudó a Francia. Le acompañó  el cocinero  Stohrer quien , unos años después, abrió  una pastelería en la calle Montorgueli y preparó para su venta el Babá que  hacía en la corte polaca, con gran éxito en París. Poco a poco, se fue modificando la receta del Babá hasta llegar al actual Savarin, que siempre se presenta en forma de corona, nunca lleva pasas, se baña con una almíbar de ron y se acompaña de chantilly.

P1010211

Para el savarin
100 gr de leche
225 g de harina
10 g de levadura de panadero
5 g de sal
20 g de azúcar
2 huevos
50 g de mantequilla pomada
Ralladura de 1/2 limón
20 gr de zumo de naranja

Para el almíbar
piel de 1 naranja
piel de 1 limón
5 cucharadas de ron
200 g de azúcar

Tamizar la harina en un cuenco y agregar la levadura, la sal y el azúcar. Añadir los huevos a los ingredientes secos uno a uno sin dejar de batir. Por último agregar la mantequilla y mezclar bien.

Verter la mezcla en un molde para savarín previamente untado con mantequilla, llenándolo hasta la mitad. Tapar con film y guardar en un lugar cálido para que la masa leve hasta doblar de tamaño.

Hornear entre 25 y 30 minutos a 190ºC.

Para hacer el almíbar, hervir todos los ingredientes durante 10 minutos.

Remojar el savarin en su molde con el almíbar. Dejar que enfríe y desmoldar.

Servir el savarin, pincelado con un glaseado de albaricoque y acompañado de chantilly y frutas frescas.

savarin-4

Cocas para una verbena

Para esta verbena de San Juan, para la noche más corta y mágica del año, he preparado tres cocas:

Coca de Llardons (chicharrones), para cumplir con el nuevo reto de Daniel Jordá para el #Comando Panarra . Es la primera vez que hago hojaldre y me ha resultado complicado por  los pliegues y reposos que tiene y sobre todo a la hora de introducir la mantequilla en la masa, pero el resultado final  ha sido espectacular.

coca llardons-6

coca llardons-2

Coca de chocolate negro y naranja confitada, una rica coca de  masa de brioche, receta de  Coure coulants   que vi publicada en Sugartremens.

coca brioche con naranja confitada y chocolate

coca chocolate negro  naranja confitada-3

Coca de brioche con crema pastelera, hecha con la  masa que sobró de la coca anterior

coca crema-1

Crema pastelera express (receta de Mi dulce tentación)

500 ml de leche.
100 grms de azúcar.
Las semillas de una vaina de vainilla.
40 grms de maizena.
4 huevos.
Una pizca de sal.

Batimos todos los ingredientes juntos y los ponemos al fuego sin parar de remover hasta que la crema hierva y espese. Retiramos y dejaremos enfriar. Se conserva en  la nevera tapada con un film transparente que toque la crema para evitar que se forme costra.

coca crema-4

coca crema-5

Lammingtons y 500 entradas

Corrie, Retro Mummy ha tenido la amabilidad de enviarme la receta de un postre típico de su país: Australia. Se trata de los Lammingtons,  unos pequeños cubos de bizcocho de 4 cm bañados en glaseado de chocolate y recubiertos de coco rallado.

Existen muchos relatos sobre su origen; unos los  relacionan con Lord Lammigton, que fue gobernador de Queensland entre 1896 a 1901; otros relacionan la forma de los pastelitos con el sombrero tipo Homburg que el Lord usaba. Sea cual sea su origen lo que sí es cierto es que son una parte esencial de la infancia de cualquier niño australiano; se suelen vender en las escuelas para recaudar fondos y en las ferias y ha alcanzado tanta popularidad que incluso el 21 de julio de 2006 fue designado como el Día Nacional del Lammington en Australia.

LAMMINGTONS-9

Lammingtons

125 g de mantequilla ablandada
85 gr de azúcar en polvo
2 huevos, ligeramente batidos
1/2 cucharadita de extracto de vainilla
220 gr de harina
2 cucharadas de levadura
una pizca de sal
125 ml de leche

Glaseado de chocolate
3 cucharadas de cacao
330 gr de azúcar en polvo
1/2 cucharadita de mantequilla
5 cucharadas de agua hirviendo
coco rallado

Precalentar el horno a 180ºC.
Engrasar un molde rectangular.
Batir la mantequilla y añadir poco a poco el azúcar hasta que la mezcla esté suave y esponjosa.
Añadir, de uno en uno los huevos ligeramente batidos no añadiendo el siguiente  hasta que esté bien incorporado en anterior.
Tamizar la harina y la sal tres veces  para que el pastel sea más ligero.
Añadir la harina y la sal a la mezcla anterior, alternando la harina con la leche.
Llenar el molde y hornear durante 30-35 minutos, o hasta que el palillo salga limpio.

LAMMINGTONS-2

LAMMINGTONS-5

Enfriar en  una rejilla. Una vez frío, cortar en rectángulos del tamaño deseado.

LAMMINGTONS-10
Cubrir los rectángulos de bizcocho con el glaseado de chocolate y rebozar en el coco rallado. Dejar secar sobre una rejilla.

lamingtons-14

Se pueden rellenar con crema  o con mermelada de frambuesas. Guardados en un recipiente hermético duran unos 5 días pero puedo aseguraros que no duran mucho tiempo porque están muy, muy ricos. Gracias, Corrie, por descubrírmelos.

lammingtons-12

Con este post son ya 500 los que llevo publicados desde que comencé el blog, que cumplirá el próximo mes 4 años (¿¿¿habrá sorteo???)

Membrillos

Disponible desde septiembre hasta principios de febrero, el membrillo es de color amarillo, tiene una piel rugosa de textura vellosa bastante dura y su pulpa resulta muy aromática. Es originario de la Europa Meridional, en el Mar Caspio. Su nombre le viene de la ciudad de Cydon (Creta) en Grecia  aunque se sabe que ya existía en Babilonia hace 4.000 años. Para los griegos era el símbolo de la fertilidad y el amor.

Como el membrillo no puede comerse fresco porque es áspero y ácido, se hacen jaleas, mermeladas, confitura, jarabe medicinal y el dulce o carne de membrillo.

Nunca había hecho dulce de membrillo pero como mi membrillero tenía varios membrillos maduros me he animado a hacerlo.

Dulce de membrillo

membrillos
azúcar
agua

Se ponen a cocer los membrillos en una olla cubiertos de agua durante una media hora. Cuando se han enfriado un poco, se pelan, se les quita el corazón y se saca la carne. Se pesa el membrillo cocido y se añade la misma cantidad de azúcar (yo usé azúcar moreno); se tritura todo junto y se pone al fuego en una olla y con un poco de paciencia se va moviendo con una cuchara de madera durante una media hora a fuego medio, hasta que pierde toda la humedad y tiene la consistencia adecuada. Se pone en moldes y se deja enfriar. Se puede congelar sin que pierda nada de sabor.

La combinación más clásica es con queso, uvas o frutos secos, pero también queda muy bien con foie, con brandada de bacalao o en revuelto con morcilla.

Menú para Halloween y Todos los Santos

Esta noche se celebra Halloween  y  mañana Todos los Santos fiestas muy relacionadas con la comida. En el primero tiene un gran protagonismo la calabaza y en el segundo los postres (huesos de santo, buñuelos, panellets). Aprovechando que además es época de setas… ¿ Que tal de primero un delicioso Risotto de calabaza con setas?

RISOTTO DE CALABAZA Y SETAS

400 gr de arroz bomba o arborio
300 gr de calabaza troceada
250 gr de setas variadas (pueden ser solo champiñones)
1 cebolla
1 diente de ajo
1 litro de caldo de verduras o pollo
1 vaso de vino blanco
40 gr de queso parmesano
Mantequilla, aceite sal, pimienta

Picar la cebolla y el ajo bien finos. Sofreírlos en una cazuela con un poco de aceite y mantequilla.
Lavar y trocear las setas y añadirlas a la cazuela cuando la cebolla esté bien pochada. Añadir la calabaza troceada. Rehogar todo bien e incorporar el arroz; mezclar. Añadir el vino blanco. Dejar reducir. Cuando el vino haya evaporado, añadir el caldo caliente poco a poco a medida que el arroz lo necesite e ir moviendo. Cocer durante 20 minutos. Cuando el arroz esté a punto añadir un poco de mantequilla, el queso parmesano y un poco de nata líquida si se desea. Remover todo bien y servir.

Nota: con esta receta participo en el concurso TERRA de BRA

 

Y de postre unos panellets variados acompañados por una copita de moscatel.

Pastel de queso con mermelada de melocotón

Voy a  compartir con vosotr@s este fácil y rápido pastel de queso , que está para chuparse los dedos. Forma parte del segundo libro de Mireia Carbó » La cocina te da juego» , muy pero que muy recomendable.

Ingredientes
100 ml de agua
400 gr de queso de untar
3 cucharadas de mermelada de melocotón
3 hojas de gelatina neutra
3 cucharadas de azúcar
100 ml de leche

 Para la base
150 gr de galletas
100 gr de mantquilla
1 cucharada de azúcar

Calentar el horno a 180º (arriba y abajo)
Triturar las galletas con un robot y mezclarlas con la mantequilla fundida  y el azúcar.
Poner la pasta resultante en el fondo de un molde redondo desmontable aplastándola con una cuchara y cocerla en el horno durante 7 minutos.
Dejarla enfriar
En un recipiente con agua fría, remojar las hojas de gelatina neutra durante unos minutos, hasta que se ablanden.
Calentar el agua, muy caliente pero sin hervir y deshacer en él las hojas de gelatina y las 3 cucharadas de azúcar.
En un bol mezclar con una batidora de mano, el queso cremoso con la leche y la mermelada. Sin dejar de remover, añadir la gelatina ya disuelta.
Cuando la base de galleta esté fría cubrirla con la crema.
Poner en la nevera durante unas horas para que cuaje.

Bizcocho de las Carmelitas descalzas de Sevilla o del padre Pío

Hace unos días una amiga me dio un vasito con una masa en su interior y un papel con las instrucciones para  hacer el bizcocho. Me comentó que al entregarme la masa madre me deseaba salud y suerte y a su vez yo también tenía que seguir la cadena repartiendo la masa resultante entre tres personas.

“Es una muy antigua manera de realizar un bizcocho y conocido era que la persona que te entregaba el vaso con la masa madre te deseaba suerte y salud.
Se requieren 10 días para su elaboración sin usar batidora y otros utensilios modernos.
La tradición dice que la masa te la tienen que dar y empezar la elaboración en jueves, para que el bizcocho esté listo el sábado de la siguiente semana

La manera de prepararlo es la siguiente:

jueves:  El vasito que nos han dado, lo pondremos en un bol y se añade un vaso de azúcar y un vaso de harina. (El mismo vasito nos   sirve como medidor). No mezclar.

viernes:  Mezclarlo todo con una cuchara de madera.

sábado:  No se toca.

domingo: No se toca.

lunes:  Se añade un vaso de azúcar, un vaso de leche y un vaso de harina y no se mezcla.

martes: Se mezcla bien con una cuchara de madera.

miércoles: No tocar.

jueves: No tocar.

viernes: No tocar.

sábado: Se separan tres vasitos y se ofrece a tres personas a las que les quieras dar salud y suerte . Al resto de la masa se le agrega:

2 vasos de harina
1 vaso de aceite de girasol
1 vaso de azúcar
1 vaso de nueces troceadas y/o almendras
1 vaso de leche
1 sobre de levadura
2 huevos batidos
1 manzana troceada
180 gr. de pasas de corinto (yo puse arándanos)
una pizca de sal
una pizca de canela en polvo
una pizca de vainilla (lo cambié por una cucharadita de extracto de vainilla)

Se mezcla todo bien con una cuchara de madera, se vierte en un molde y se hornea unos 40 minutos a 180º.

El resultado es un bizcocho muy jugoso con un intenso sabor a naranja y canela.

Importante: la masa madre no se guarda en la nevera, pero si no queremos hacer el bizcocho, la podemos congelar.

Si no nos han dado la masa madre inicial, se puede preparar con:

1 vaso de harina
1 vaso de leche
1/2 vaso de azúcar
1/2 sobre de levadura

Se mezcla todo en un bol y se deja un día en un lugar fresco fuera de la nevera. Al día siguiente ya se puede empezar con el ritual para tener buena suerte.

A mi me ha llegado con el nombre de las Carmelitas Descalzas de Sevilla pero también  es conocido como El bizcocho de la fortuna del padre Pío, ya que cuenta la historia que en Egipto el padre Pío hacía el bizcocho y daba pequeñas porciones de la masa madre a los fieles y así se ha ido propagando a lo largo de los siglos.

Anteriores Entradas antiguas Siguiente Entradas recientes